domingo, 9 de junio de 2013

FILOMENO





            Los papás de Filomeno, por el tema seguridad, se han tenido que  mudar al country. El chico es algo faltito, dicen. Anda todo el día solo, por las callejuelas, mirando  pájaros o pateando  piñas de los pinos. Los vecinos pasan a su lado en auto pero él rara vez habla con alguien y si lo hace su único tema de conversación es sobre el estado del tiempo.
            Hoy la mamá le ha pedido que la acompañe fuera, a comprar dos cajas de ravioles de verdura y seso.
            - Buenos días – los saluda la señora que atiende en la casa de pastas. - ¿qué van a llevar?-
            - Buenos días – responde la mamá.- Dos cajas de ravioles de verdura y seso y un pote mediano de salsa filetto, por favor-
            - Enseguida- dice la señora. Filomeno la observa ir y venir, traspasando luego de espolvorear con abundante harina, una plancha de ravioles de una caja a otra.
            - ¿Queso?- pregunta la señora al terminar.
            - No, gracias; en casa tenemos- responde la mamá.
            Se hace un silencio  de más harina, papel blanco de envolver e hilo.
            - veinticuatro con cincuenta.- dice la señora
            La mamá paga con veinticinco.
            - Aquí su vuelto y dos cupones de descuento para la inauguración del restaurante. Un restaurante es el complemento ideal para una fábrica de pastas frescas. Vendrá mucha gente- dice la señora – vendrá todo el countrie. –
            Filomeno, la vista fija en las juntas del piso de baldosas, imagina el restaurante. Ve a la señora de atrás del mostrador, vestida con gorro de chef,  el delantal  manchado de salsa, como si fueran chorreaduras de sangre. Camina entre las mesas empujando un carro con la olla enorme. Golpea  con el cucharón el borde:
            - ¿Alguien quiegue más gavioles? – preguntará con fuerte acento alemán pues a esta altura habrá comenzado a parecerse a Gertrud, la cocinera del instituto adonde una vez lo habían internado.
            Los ojos de los comensales,  acuosos por la medicación.
            Las bocas masticando  en plena deglución. La pasta que baja por el tracto esofágico rumbo al estómago. Sibilar de gases y jugos gástricos.
            Golpes del cucharón sobre la olla.
            - ¿Alguien quiegue más?-
            Los pies, arrastrando las pantuflas rumbo a los sanitarios en donde cada quien apoyará su culo, sea gordo, flaco, terso o arrugado, sobre la porcelana de los inodoros. Las cloacas son caños subterráneos que dan al rio.
            El río está contaminado dice siempre su mamá que guarda en su cartera los $ 0,50.
            - No  olvide sus cupones- dice la señora.
            - Hoy es un lindo día –  dice Filomeno.           

            Gertrud una vez le había acariciado el pelo.

23 comentarios:

  1. Qué buen chico parece Filomeno, el faltito jaja, aunque también tiene un matiz algo inquietante... un puntito de mal rollo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola zavalin. Sí mal rollo. Es un poco críptico el tema, pero ya

      Eliminar
  2. Pasta rellena de seso?
    Que es seso? Te refieres a ese que se tiene bajo el cráneo..o es una palabra similar pero que se refiere a otra cosa? Porque desconocía que se hiciera pasta fresca con eso, no puedo ni pensar que sea comestible, jajaja

    Es inquietante la mente de ese chiquillo, y me gusta el lujo de detalles ,breve pero intenso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también desconozco el significado del seso que se mezcla con la pasta, pero en lo que hace referencia al que hay dentro de la cabeza, si es de cordero te diré que está buenísimo. Supongo que si no entra dentro de tu cultura culinaria te repelerá comerlo, pero insisto en que los sesos de cordero rebozados son "bocata di cardinale".
      Disculpa la intromisión. Que diga lo que quiera el maestro.

      Eliminar
    2. Chema, mi madre los hacía, "voladillos" los llamaba, hace mucho que no los como. También los hacía con tomate. Siempre me gustaron pero tenía que comerlos sin pensar ni mirarlos demasiado, la textura es exquisita.
      Más intromisiones.
      Besos

      Eliminar
    3. Bueno, Bueno. Vayamos por partes, je. Aquí, creo que gracias a los italianos, comemos ravioles, ¿uds. comen ravioles? Si no los conocen se los explico. Bueno. Esa es pasta rellena con verdura y generalmente carne, o pollo. Pero los tradicionales, son con seso. Es decir cerebro, de vaca. Alguno habrá pensado en sexo, que ya me los conozco, je. Seso. Dije seso. Son suaves y ricos. Particularmente prefiero los de carne. Pero ya. Son todos ricos. Así que muchas gracias a todos por vuestros comentarios, Enya, me alegro que sigas aquí y el chico, bueno, es raro.

      El cuento es criptico.

      Yo me imaginaba que de dos padres, de ideas filo nazis, surgía un niño discapacitado. Probaron, para ocultar su verguenza, de internarlo en un instituto para "curarlo" pero siendo imposible para ellos, decidieron autoexiliarse en un "country" que aqui es un barrio cerrado, habitado predominantemente, por judíos. Pretendía ser una metáfora que no me salió. Es un cuento muy muy viejo. Sucede que ahora escribo novela y por lo tanto no son tan blogueables. Espero sepan disculpar mi verborragia, pero bueno, disfruto mucho de ustedes. Gracias chema y gracias Inma.

      Eliminar
  3. Desconcertante Filomeno.
    Feliz tarde de domingo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, desconcertado también, el pobre.
      Tuve una feliz tarde de domingo. Fue el cumpleaños de Jordi. Pegó los nueve años. Todo un hombre ya.

      Eliminar
  4. Yo creo que FILOMENO, lo que está es "faltito" de afecto.

    No sé si es lo que pretendías GARRIGA, pero a mi me parece todo una enoorme metáfora de cómo a este pobre sus padres le debieron encerrar en un cole de esos para niños especiales en el que los atiborran de medicamentos y viven bajo algo parecido a la ley marcial... ese toque alemán que le pone en su imaginación a la fabricante de pasta con sesos ( ¿te refieres a sésamo o sesos de cerebro? :-) y el proceso digestivo que sigue la pasta, delata la mala vida que ha llevado el pobre FILOMENO, a la par que su truculenta cabecita.


    Muuchos besos escritor, buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! pobre Filomeno! ahora me ha dado penita y me he puesto triste

      Eliminar
    2. Claro. Siempre bien rumbeada vos. Exacto. Fijate en el comentario de más arriba que está mi interpretación. Pero no es más que eso, una interpretación por lo tanto subjetiva y tan valida como cualquier otra. Gracias María-

      Eliminar
    3. Ahora acabo de leerla, no es una interpretación es la explicación necesaria para releer y con esas claves volver a interpretar. Quizás el problema es que aquí nos perdemos detalles porque no sabemos lo que es un "country" ni nos suena ese cuento muy, muy viejo que tú comentas.
      Lo que si conocemos son los raviolis, pero de carne o queso, o espinacas...de sesos nunca.
      Besitos

      Eliminar
    4. yo tambien lo releí. Y quiero aclarar que queda mal algo. No es que los countrys sean barrios habitados por judios, Este, en particular, es uno. Hay muchos. Son barrios cerrados en donde la gente se defiende de la "inseguridad" una cosa rarisima que no se como se permite. Como los vips en las discos y en los aeropuertos. Increible. Que haya primera clase y clase turiste. increible.

      Eliminar
    5. ¿Quieres decir que contratan seguridad privada?

      Eliminar
  5. Me ha dado una poca de pena Filomeno pero bueno lo dejo en que es un cuento y no vida real.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a veces, segun lo veo yo, la vida real es peor.
      Grcias malque, siempre tan buena vos conmigo. Lei tu comentario sobre mi y mi hijo en lo de Emilie-)

      Eliminar
  6. Hablar no habla pero no lo necesita con la imaginación que tiene le basta.
    Genial como siempre, maestro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maestro era Borges
      o saer
      yo soy aprendiz
      el dia que sea maestro
      habre empezado a morir (un poco más)
      el que aprende es el que está vivo
      el que puede cambiar, flexibilizar y todo eso así que gracias y mil gracias
      que siempre me hacés sentir tibiecito, vos.

      Eliminar
  7. Me gustó el fraseo tan dinámico y descriptivo. En particular término: faltito.
    La secuencia plena de visualidad en éste trozo que muestras.
    Un abrazo y que siga el ascenso en progreso.

    ResponderEliminar
  8. ¿tu hijo tmb les pone el nombre a los personajes?

    ;D

    quiero queso

    ResponderEliminar
  9. Usted dice que los tradicionales son de pollo, carne o verdura? Bueno me quede afuera de la tradicion, voy por cuatro quesos o ricota y nuez

    Lindo cuento, nunca decepciona usted.

    Abrazote

    Sigo en deuda, tengame paciencia pliiiiiiiiis.

    ResponderEliminar
  10. No te tomes muy al pie de la letra lo que escribi sobre los cuentos, o al menos sabe que tus cuentos me encantan.El dibujo es hermooso. Yo creo que Filomenos cuando se haga grande les dará una patada en el culo a todos, simbólicamente hablando. que así sea.

    ResponderEliminar
  11. Iba a decirte bajo mi anterior comentario que sí que te salió la metáfora que pretendías, una vez explicas tus claves la lectura de tu cuento se hace clara y meridiana... a veces ocurre que en cada país hay unas características propias ( por ejemplo eso de los countries) que fuera de ahí no sabemos lo que son... lo de los platos de cocina, eso es un mundo...a veces hablo de cosas típicas de mi tierra a 300km de ella y nadie sabe de lo que hablo... pero GARRIGAAAA por favooor ¿quieres hacer el favor de escribirnos algo? sea lo que sea, novela, cuento e incluso vale una receta de cocina... todo lo que tu escribas, en largo o en corto, sabe rico:-)


    Muaaaaaaaaaaakss!! vueeeeeeeelve ... nonos abandones:)) .. toodo el mundo se ha ido de vacaciones y estamos muy solitos los que aun no nos toca hasta agosto!! ;))

    ResponderEliminar