jueves, 6 de marzo de 2014

Ana 32 (Fragmento)

32–

No bien el observador se aleja, puede comprobar cómo la tierra, envuelta en una atmósfera sutil de gases, gira en silencio. El hecho de que  flote en lo que se cree vacío y sin ningún sonido, como algo muy bien lubricado, resulta tan estremecedor que obliga a las personas a hacer diversos ruidos para alejar la sensación de soledad (como esos aldeanos del África que transitan los senderos de la selva batiendo cacerolas para espantar a los leones).

28 comentarios:

  1. Hay silencios y silencios, ese silencio en la inmensidad del vacío, me da vértigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema del vértigo es: Qué pasa cuando en el espacio no hay ni abajo ni arriba y por lo tanto no hay caída o se está, como el Altazor de Huidobro, en una eterna caída.

      Eliminar
  2. El silencio dice mucho... nos decía Borges y sí, en este breve fragmento de Ana 32 , encuentro un canon, y ... ¿porqué no?, ¡lujurioso y perfumado de miedo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De miedo, sí, excedido y lascivo miedo. Quisiera verme en la situación de tener que caminar la noche a oscuras, con leones, acechando. Vaya adrenalina!!!
      Gracias prima, realmente aprecio que la familia se haya unido nuevamente.

      Eliminar
  3. es un fragmento de tu libro? salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general, en este blog, se publican fragmentos de lo que vengo escribiendo en la actualidad. En general esos fragmentos los acompañan las ilustraciones de mi hijo de 9 años. Claro que al estar de vacaciones el maldito se puso vago y me reclama 5 pesos por dibujos. Y como es sabido, ni el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica ni yo, negociamos con terroristas.
      En estos días que retoma la rutina, va a volver a dibujar. Bueno, me colgué, estos fragmentos corresponden a una novela que vengo escribiendo, un borrador, un intento que espero llegue a buen puerto. El libro que supongo hacés referencia fue publicado el año pasado, y ahí anda, a su suerte el pobrecito.
      Gracias por comentar, aprecio tu blog, y aprecio que vengas a visitarme
      Un abrazo

      Eliminar
    2. yo creo que tenés que negociar si es parte vital del blog... en 4$ cerrá... salu2...

      Eliminar
    3. Me ha hecho gracia el asunto de Garriguita. Ya me extrañaba que hubiera desaparecido. Empieza su trabajo gratis y cuando se hace imprescindible quiere sacar tajada. Creía que alguna vez habías hablado de que tus raíces españolas eran vascas. A ver si son catalanas.
      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar
    4. El asunto de los 5 pesos existió y es una anécdota graciosa. Pero el mismo hecho puede ser presentado de diversas maneras. La cosa es que como a Jordi e gusta tanto dibujar el año pasado tomo clases y le fue barbaro. solo que cuando llegaron las vacaciones en verano, quiso descansar y yo no lo quise presionar con lo del blog, porque bueno, es un chico, tiene 9.
      Ahora ya me está pidiendo volver. Además no es que él dibuja para cada entrada sino que elijo de una carpeta y le muestro y siempre me dice que ese está bien.
      Y sí, somos catalanes.
      Te cuento mis apellidos: Garriga, Sarrasague, Carrillo, Berterreix, Padilla, Echenique, López, Erramouspe.

      Qué tal.
      O sea vasco por madre, catalán por padre. La línea de los carrillo vino para la conquista, por la zona de las filipinas. Tengo un abuelo que combatió con Güemes, en Salta. Ese loco, como no lo dejaban casarse, secuestro a su novia y huyó a caballo hasta Tucumán y, a punta de pistola, obligó a un juez a que los casara a las dos de la mañana. Tengo el acta de ese hecho.
      Ahi tenés, Chema. Es divertido.

      Eliminar
  4. Rasgas con cuidadoso arte la piel del durazno para mostrarnos la belleza escondida, en un acto cotidiano como la decoración feng shui hasta el universo lejano y profundo del cielo, del alma, del lado oscuro del estante. Yo admiro eso. La capacidad de encontrar belleza
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro, la capacidad de encontrarte, je. Tus textos además de bellos, son arrolladores, desoladores, desgarradores, y profundísimos.

      Eliminar
  5. Si fuéramos astronautas tal vez podríamos observarla desde fuera y de lejos, puede que asuste ese silencio. A mi me gusta ir dentro, como hormiguita viajando en una mota azul que gira mientras vuela por el universo. Vivimos en una nave intersideral y me gusta escuchar sobre todo de noche mirando todas las estrellas. Ahí todo vacío está lleno de compañía, jamás estropearía esa música con ruido de cacerolas. Ese ruido es el que de verdad me asusta..

    Anda! no mientas jaja a ti también te encanta mirar y escuchar.. tienes un buenísimo ojo y oído:-) Muaaakkkss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. perdoname que insista, maría, en la cúspide de la respiración, cuando el aire está quieto y no entra ni sale, podemos ir a cualquier parte, como las chicas malas.

      Eliminar
    2. Ok, lo intentaré.. intentaré aguantarme en ese instante para observar desde fuera ... largándome como una chica mala jaja sieeempre que tú no dejes de llorar a solas aunque tu pequeñajo quiera que seas un papá retador :)

      Eliminar
  6. Ahora entiendo ciertos fenómenos que suceden cada tanto, sin ir más lejos aquí en Argentina. ¡Era para alejar la soledad!
    Siempre dije que el pensar artístico o filosófico me convencía más que el de los medios.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. supongo que te referís a los caceroleros.
      El texto habla de otro miedo
      ancestral, tal vez
      profundo, universal
      lujurioso, como dijo alguien.

      Eliminar
    3. Lo sé, amigo, era un chascarrillo, aunque la parte final de lo que dije no.

      Eliminar
  7. Pero si la soledad es sonora. Haz la prueba, amigo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soledad, es muchas cosas.
      Yo sólo puedo jugar a que estoy solo.

      Eliminar
  8. Acostumbrarse al silencio es acostumbrarse a la compañía de uno mismo y eso es un verdadero reto. A veces ni uno mismo se aguanta.


    Besos Garrigas.

    ResponderEliminar
  9. Ya tardaba en venir a visitarte... :)
    Oye... y a mí que no disgusta el silencio, que a veces lo busco con obsesión?
    Me gusta esa visión de calma que dibujas, tan solo girando...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a veces es calma a veces es angustia. Un yin.yang.

      Eliminar
  10. En soledad los ruídos son los protagonistas del tiempo y del espacio.
    Y todos sabemos que cuando caminamos por el campo es muy bueno hacer ruído porque todos los animales quieren evitar al más depredador y cobarde de todos: al hombre.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, es cierto.
      De todos modos (y pienso en las tribus originarias de américa) la pertenencia al medio ambiente y el respeto a la tierra, me parece que no hacían al hombre ungran depredador sino uno más en la cadena trófica.

      Eliminar
  11. Gira, gira y gira. Sigue girando.
    En él caben explosiones, carcajadas, guerras y abrazos. Y el solito, inmutable, siempre en su divino deber de estar girando...por lo menos la luna lo acompaña.
    Besos, siempre sus palabras son hermosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por lo de las palabras
      En cualquier momento, flotando podría llegar otra luna, y ahí vamos a ver si es inmutable o no.

      Eliminar